Sunday, July 30, 2006

Un regalo

Quiero compartir este poema con ustedes... me regaló un momento de felicidad pura.



BAJO EL CIELO NACIDO TRAS LA LLUVIA





Bajo el cielo nacido tras la lluvia
escucho un leve deslizarse de remos en el agua,
mientras pienso que la felicidad
no es sino un leve deslizarse de remos en el agua.
O quizás no sea sino la luz de un pequeño barco,
esa luz que aparece y desaparece
en el oscuro oleaje de los años
lentos como una cena tras un entierro.

O la luz de una casa hallada tras la colina
cuando ya creíamos que no quedaba sino andar y andar.

O el espacio del silencio
entre mi voz y la voz de alguien
revelándome el verdadero nombre de las cosas
con sólo nombrarlas: "álamos", "tejados".
La distancia entre el tintero del cencerro
en el cuello de la oveja al amanecer
y el ruido de una puerta cerrándose tras una fiesta.
El espacio entre el grito del ave herida en el pantano,
y las alas plegadas de una mariposa
sobre la cumbre de la loma barrida por el viento.

Eso fue la felicidad:
dibujar en la escarcha figuras sin sentido
sabiendo que no durarían nada,
cortar una rama de pino
para escribir un instante nuestro nombre en la tierra
húmeda,
atrapar una plumilla de cardo
para detener la huida de toda una estación.

Así era la felicidad:
breve como como el sueño del aromo derribado,
o el baile de la solterona loca frente al espejo roto.

Pero no importa que los días felices sean breves
como el viaje de la estrella desprendida del cielo,
pues siempre podremos reunir sus recuerdos,
así como el niño castigado en el patio
encuentra guijarros para formar brillantes ejércitos.
Pues siempre podremos estar en un día que no es ayer
ni mañana,
mirando el cielo nacido tras la lluvia
y escuchando a lo lejos
un leve deslizarse de remos en el agua.



Poema de Jorge Teillier
Fotografía de José Luis Rebolledo en cortometraje "Oscuro Vuelo Compartido" autor del texto Jorge Díaz, mi personaje Ana

42 comments:

zooey said...

Gracias CHAMILA, amiga, gracias por este poeta y por este poema precioso que ya leí en mi casa.

No me extraño del momento de felicidad pura porque ¿quién no se convierte así en un remo mismo que se deliza suave sobre un espejo de agua? ¿Quién no puede ser alguna vez tran breve y tan eterno como esa felicidad loca del baile de la solterona ante el espejo? ¿Quién no ha usado alguna vez guijarros para edificar sabe Dios qué ilusiones?

Teillier...de acuerdo, Teiller...

Un abrazo muy fuerte

IGNACIO said...

Entre mi voz y la voz de alguien, y esos instantes de silencio donde la felicidad se gana o se pierde en un intento..
Y aún sabiendo de lo efímero
de la felicidad, seguimos
aprendiendo de los instantes fugaces, que nos brinda navegar deslizando remos de amor, entre recuerdos, pues la felicidad ya fue, si no un recodo en el pasado un esbozo de nuestros recuerdos.

Sonnet said...

un poema precioso. Saludos!

Claullitriche said...

"Eras una candelilla en tu casa
O si querías una estrella errante en el cielo..." (Teillier encore)

saludos candelilla del hogar!

klau2 said...

que la poesía te acompañe ...

grande tellier...

klau2 said...

graciasporsemejanteregalo...puedopedirmás?????????????

R e f l e j o said...

Simplemente me has dejado sin el habla...

muchas gracias por el cable a tierra... esas palabras, tan honestas.

se agradece

Nos vemos pronto


Un abrazo,

Agustin said...

Que gusto para mas atinado, y que interesante llenarse de energia leyendo, de ganas de escribir unos cuantos y a cuenta propia. Muy amable por compartir.


Saludos.


Agustin

MaleNa said...

Que bello es compartir.

Darse darse sin medida.

Gracias por compartir la poesia que es compartir el alma.

De pintora a mujer intensa.

José Antonio Galloso said...

Chamila Guapa de Chile, gracias por tu regalo. Besos.

bowie said...

pues...gracias por el regalo

va el abrazo

Bilintx said...

Preciosa, pasaba a saludarte. Un abrazo.

Pau said...

Gracias por mandarme este regalo.
Muy lindo el poema.

Saludos.

El Caballero de la triste figura said...

Una vez critiqué a Teiller en un blog y un profe mío me respondió que yo era un ciego, que Teillier no sorprendía, que daba un mazaso en la cabeza.

Puede ser, esta vez me ha gustado leerlo.

saludos

Andres Waissbluth said...

Me sumo sinceramente a los agradecimientos

angel said...

Paso a tu espacio, Chamila, a agradacerte tu vista y este poema de Tellier que me ha gustado mucho conocer.


Saludos....

Belen gutierrez said...

La poesia siempre es una enseñanza para todos mi favorita es gabriela Mistral y paulo neruda.Pero mi favorita son la s eroticas.Bueno saludos
http://revolucionaria81.blogspot.com/
Belén.

gonzalo said...

en su mágigo deambular, las palabras danzan sobre un poema.

J. Brantes said...

Que hermoso regalo el poema me habre a una dimension de magia de nuevos valores y puedo ver desde otras perspectiva imaginando lo fragil y magico que es un instante, un instante Eterno.

J. Brantes said...

Muchas Gracias Chamila

Claudia Andrea H. said...

Que hermoso poema es mi gran pasion y que genial encontrar a alguen que tambien comparta este interes. felicidades

///// said...

Que más puedo agregar, gracias por el regalo de no cumpleaños, a parte de ser muy generosa, eres un sol.

petons

Rhufus. said...

Me gusto, si, la felicidad es efímera aveces, hay que aprovechar cada instante de ella, igual me recordé cuando era niño, y na queda más que hacer soldados con piedras o con lo que tuviera a mano, lo bueno que siempre ganaba mis batallas, eso de ser niño, y sentirse triunfador de eterna felicidad....lastima que uno crece y esa inocencia se pierde, aunque ganamos otras virtudes...
Besos y abrazos de felicidad para ti.

Clarice Baricco said...

TRIPLEMENTE AGRADECIDA.

Te beso desde la lluvia...

Carlo said...

Gracias por compartir tu momento, trataré de hacerlo también mío.
bss..

Nestor said...

Amiga: Necesitaba esto.No son buenos dias para mí,pero cosas como esta me ayudan a plantarle cara a los avatares de la vida.
Mi corazon vino a darte las gracias.
Abrazos
Nestor
PD:Acabo de subir nuevos poemas en mi blog.

sinseso said...

te recomiendo un libro:

"retratos de jorge teillier", de patricia garcía, lo compré hace unos días y es muy bueno.

Se trtata de un recorrido por la vida del poeta a través de fotos y testimonios de amigos y familiares, a uno se le hace claramente una idea de su vida....y de su poesía.

saludos!

Heredero de los Sueños said...

Te lloverá pronto
un obsequio de vuelta.

Quedate sentada, ...inquieta, fente a tu ventana virtual,
y espera,
espera impaciente

La nueva lluvia
que verás caer.

HdQ

Kramer said...

Chamila, me encantó el poema, ni te imaginas en el momento anímico que lo lei, me sirvió demasiado.
Muchas gracias.

Te debo una!

saludos!
chaup.........

Blanca Lewin said...

MUCHAS GRACIAS!

Matías Rovano said...

excelente escrito, felicitaciones escribes muy bien.
salu2

Edge said...

Si ya estabas a punto de marcar el número de investigaciones para saber mi paradero... DETENTE!

He vuelto...

SalU2
T.

Pd: Ahora eres muy famosa!

klau2 said...

gracias por mi niño que llevo dentro

Luzbell said...

A penas te descubro, a penas descubro este universo.

Eres una mujer muy atractiva, en toda tu geografía.

Pero reprimida, creo... como una botella de tinto, esperando por ser descubierta y saboreada viva.

AC

El Serch said...

Querida Chamila:

Te agradezco por partida doble: tanto por tu visita en mi blog, y además, por el bello poema que me compartes. La pròxima vez que vaya a la librería, tengo que conseguir poesía de Teillier.

Me encantó todo el poema, y en especial este fragmento: "O el espacio del silencio
entre mi voz y la voz de alguien
revelándome el verdadero nombre de las cosas". Pues percibir que estas líneas incluyen parte de mi experiencia, y por otra parte, la indagatorias de varios siglos de la filosofìa occidental sobre la naturaleza del lenguaje.

Mil gracias por ambos obsequios.

Te sigo visitando.

Saludos desde Ciudad de México.

Sergio.

Dakhma said...

Muy bonito.

lilianaandrea said...

hermoso regalo, Chamila. Muchas gracias. Yo te regalo una sonrisa de vuelta :)
es bonito esto de regalar cosas
saludos

gonzalo said...

en la guerra, las bombas trazaban el cielo con su alma de pinceles y derramaban los gritos de la ciudad sobre las tumbas de los niños.

Mas tarde llovió y creció una flor naranja que me recordó tu nombre.

Claullitriche said...

Dato: como este poema toca a muchos, hace una par de años Horacio Salinas (de los Inti illimani) hizo un disco solista con músicos más jóvenes, que se llama "remos en el agua"... ya que justamente uno de los temas es una adaptación-musicalización de este poema de Jorge. Está bonito...
En el lanzamiento del mismo Salinas decía que este poema era música pura...

Pregunta por el disco a la familia teillierana cercana, para que lo escuches y tengas otro momento de bonheur...

besito

Rhufus. said...

Gracias por tu regalo, atesorado queda, en este lugar.
Besos atesorados.

Heredero de los Sueños said...

Chamilla... No soy Poeta de la Lluvia, ni pretendo tanto...

Pues bien, es esto lo que salió... la idea era otra, pero la transé por esto (podría haber sido distinto, pero no será lo único... ¡convénceme a más!).

AYER TAMBIÉN LLOVIÓ

Dicen que ayer llovía...
al atardecer
con frío...
pero entre un mar
de cálidas sonrisas.

Ayer,
cayeron gotas en la plaza;
pero ellas, sabias,
esperaron que llegara el ocaso
para dejarse esparcir
sobre el césped y los juegos.

Los columpios estaban ocupados...
por los balanceos de las princesitas

Los resbalines estaban ocupados...
por los lanzamientos de unos varoncitos

La plaza estaba atestada de niños.
Cierto, hacía frío,
pero había calor,
mucho calor y juegos.

Había un desfile de padres y madres,
de abuelos, de primos,
de hombres separados... de ilusiones,
de mujeres solas, pero llenas con sus hijos,
mientras la lluvia
inquieta, pero cauta,
se hacía esperar...

Esos niños jugaban
felices en su día;
tragaban golosinas
y se perdían, casi sin aliento
entre gritos de alegría.

Fue imposible no pensar
entre esos niños y los otros niños.

Comprendí más tarde,
que la espera de la lluvia
era un homenaje, un gesto
porque el cielo, atragantado,
quería llorar desde la mañana,
sabiendo que no todos los niños
celebraban de igual modo...

...que había otros infantes
que hubieran preferido la lluvia fría y copiosa
a cambio de lo que les está lloviendo hoy...
y hubieran preferido gritar por los juegos desbordados,
que ¡gritar de miedo!

Así, la lluvia madre
supo esperar
que los niños nuestros
se guarecieran a tiempo
del aguacero.

Y todo terminó
-a bien gracias-
como había empezado...

Lleno de risas y alegría.

HdQ

AMAPOLA said...

ESCURRIDIZA
La sed embarranca tus silencios
tu agonía
el acaso interrumpido
la caricia rota.

Tu lengua quebrada bajo la mesa
de mi alma
tu aliento evaporado
sobre el rojo de mi pelo enmarañado
fulgurante
escurridizo
indómito.

El hambre de tu cama
me ahoga el horizonte
hasta la velocidad impredecible
de un segundo de arboledas
donde la brisa ahoga tus caricias
y me escurro denuevo
lejos de tu sed.

:)