Saturday, August 30, 2008

"La gata sobre el tejado de zinc caliente" de Tennessee Williams






















































































































































































Adaptación, puesta en escena y dirección



Oscar Barney Finn



Elenco



Chamila Rodríguez


Paulo Brunetti


Tomás Vidiella


Berta Lasala


Otilio Castro


Eliana Vidiella


Luis Wirdorsky



























FUNCIONES... MAYO, JUNIO, JULIO Y AGOSTO


SÁBADO 30 a las 21:00 hrs y DOMINGO 31 a las 20:00 hrs


RESERVAS... 240 3222


TEATRO BICENTENARIO


Av. BICENTENARIO 3.800









































Fotos

José Luis Rebolledo

25 comments:

eugeniaprado said...

Amiga preciosa, yo no se de dónde saca tanto talento, realmente hacer ese rol, con tan poco tiempo es increíble, más me hace admirarla y quererla porque se que es un desafío enorme, y para usted siempre los desafíos han sido importantes.

Le deseo el mayor de los éxitos para este nuevo montaje porque usted se lo merece...

Además las fotos, amiga, la primera foto está para concurso, para que le digas al jose de mi parte, es tan sugerente, hermosa de verdad...


te quiero mucho
eugenia

Kaukn said...

Interesante puesta en escena, por lo que se aprecia en las fotos, creo que me tiento con la idea de ir a ver tu nueva obra, Saludos...

Pd: Recuerda que la 3era era la vencida

Gabriela García said...

Ahí estaremos, flor de luz.
viva el teatro
y la dulce tristeza de Williams
un beso

Chamila said...

Les dejo estas palabras que me emcionan y encantan... los espero en el teatro...



"No hay papeles pequeños, sólo hay artistas pequeños".

"El poeta, el artista, el pintor, el sastre, el operario, todos sirven al mismo objeto, al mismo fin, o sea al que el poeta ha puesto en la base de toda su pieza".

"Toda lesión, toda violación de la vida creadora del teatro es un crimen".

"Hoy haces el papel de Hamlet, y mañana el de figurante, pero aún en calidad tal, debes ser artista…"

"El retrasarse, la pereza, los caprichos, la histeria, el mal genio, ignorar el papel, la necesidad de hacerse repetir dos veces la misma cosa, son males igualmente dañinos para la obra, y deben ser extirpados."

Con estas premisas en junio de 1897, Constantín Sergueiévich Stanislavsky y Vladímir Ivánovich Nemiróvich-Dánchenco se convirtieron en los creadores del Teatro de Arte de Moscú, una empresa que marcó el rumbo teatral de gran parte de occidente del siglo XX y que incluso, amplió su espectro hasta las producciones cinematográficas.

El actor, tanto en su vida como en su oficio, debe ser íntegro, sencillo, modesto.

Tienen que pensar desde que se despiertan por la mañana en el personaje que encarnarán por la noche.

Durante la representación, el teatro está 'en estado de alerta'. Nada debe perturbar el espectáculo. Al salir de escena hay que evitar que las tablas crujan. La tranquilidad debe reinar entre bastidores a fin de favorecer la concentración de los actores o actrices.

Stanislavsky enseña a sus comediantes a mirar, escuchar y comprender lo bello: 'Es un hábito que eleva el espíritu'. Para él, interpretar un papel es 'crear la vida profunda de un espíritu humano y expresarla bajo una forma artística'.

El actor se perfecciona a lo largo de toda su carrera y cuida a diario su atuendo moral para mejor acoger a su personaje, para favorecer el estado emotivo y creador. Es una tarea que no tiene fin.

Cuando actúa el actor debe hacerlo como si expusiese su testamento, como si fuera la última vez que tuviera que comunicar algo a los demás, que pudiera entrar en contacto con ellos.

RODRIGO BEAS said...

Hola Chamila, gracias por darme la posibilidad de estar en esa obra, que de verdad me estremeció el cuerpo varias veces, mientras los actores estaban en el escenario....no sabes como mi vejiga necesitaba vaciarse en ese momento, pero encajonado estaba yo, y no podía salir de la sala, ya al rato la obra me alivió y me borró la necesidad. .......quise llorar tantas veces, pero la relación el padre-hijo fue la que más me tocó....igual lindo tu papel, una gatita hermosa que pide amor a borbotones. felicitaciones!!!!!


Rodrigo

bernard n. shull said...

i did a little research after you told me about your "thing", and if you want a way to make more money using your your blog you can enter this site: link. bye.

Antona said...

Que pena, no poder asistir.Impresionante obra.Buena suere amiga
bss

BELMAR said...



Imágenes y citas me hicieron acordar mis lecciones stanislavskianas recibidas de la mano de Héctor Fuentes B., a mediados de los noventa en las tierras maulinas... Bueno, sólo pasaba a saludarte y a desearte suerte y éxito en tu camino, date una vuelta por "Palimpsesto", mi rincón privilegiado... Hasta pronto, Querida...

«Si las puertas de la percepción se abriesen, todo aparecería ante el hombre tal cual es: infinito.»

samsa777 said...

Me encanta la obra... ¡Lástima vivir tan lejos! Felicidades

Chamila said...

Gracias...

Los espero en el teatro, está más liiinda la obra!

IGNACIO said...

Siempre te comenté que es una pena esta distancia, no poder ver estas actuaciones en directo.

Las fotografías indican buena calidad.

Besos.

MaleNa said...

Maravillosa obra de Tennessee, he manchado un lienzo imaginando escenas de La gata...

Me conmueve tu talento, me conmueve el arte.

Chami que decir de Oscar Barney Finn un ser que dedica cada una de sus horas a crear.

Un lujo inmenso tu entrada.

Espero en un mes estar por tu tierra y verte, sería un placer para el alma.

Besos y soles.

MaLena la que te quiere.

José Antonio Galloso said...

pasando a saludar, nada más

BELMAR said...



Mucho tiempo sin saber de tí, mi querida dama... bueno, algo he sabido por intermedio de Eugenia. "Pescador" también es otro perdido... saludos y que siga bien tu trabajo!!!

«Somos una especie de cebra que divaga entre el cambio hacia lo desconocido y el retorno hacia lo mismo. La metamorfosis de nuestro ser trae el blanco-negro tatuado en la piel, la búsqueda y el desacierto de la mortalidad.» Belmar

Juan Carlos Brantes said...

tienes un tremendo potencial expresivo chamila me alegro que seas chile porque asi nos pertences

saludos y exito como siempre

pescador said...

belleza pura eres tu....a y con muchisimo talento!
un gran abrazo compañera!

david santos said...

Excelente trabajo, Chamila!
Muy belo. Gracias por compartirlo con nosotros.

BELMAR said...



Citando a "La Colorina":

«La vida es una bestia estúpida...» Stella Díaz Varín

Chamila said...

QUEDAN ÚLTIMAS FUNCIONES... LOS INVITO AL TEATRO. SI LES INTERESA ME ESCRIBEN Y LES PUEDO DEJAR ENTRADAS EN LA BOLETERÍA DEL TEATRO

MIAUUUUUUUUUUUUUUUUUUUUUUUUUUUUUU

Antona said...

A ver, cuando estrenas en Madrid

bss

cheguevara said...

gracias por la invitación y con semejante obra, pero...
la Cordillera hoy es más alta para mí*
slds
CHE

Clarice Baricco said...

Esperando algún dìa verte en México.
Felicidades por el èxito.

Besos preciosa mìa.

Chamila said...

Teatro son gestos que se repiten. Todo es reiteración, las miradas que vuelven, noche a noche, a chocar con los mismos ojos, en los mismos momentos. Los objetos caen cuando siempre han caído y vuelven a su lugar siempre de manera similar. Y la piel transcurre, el cuerpo respira cada acción completamente nueva sabiendo que es una renovación de aquella de ayer, que ya no está. Lo que se fue no vuelve, pero el teatro ritualiza el retorno como si de un reencuentro con lo siempre perdido se tratara. Y esto es así con una sola excepción, la última función.

La última función contiene un algo híbrido entre teatro y realidad, donde un adiós ya no es una máscara, donde un gesto aprehende la consciencia de su propio fin; algo se cierra y esta vez es cierto, el ritual se rompe, entra la realidad, reaparece el escenario en el mismo lugar donde nuestra acción repetida lo ocultaba, noche a noche y, despojado de misterio, en el aplauso final, nos reencontramos con nuestro propio rostro, sin espejo, sin rol, sin personaje que nos oculte. Estamos solos, nuevamente.

¿Qué hace actuar al actor? La inagotable ansia de abrumar la soledad hasta hacerla desaparecer. El teatro es un ritual de encuentro, donde cada uno de los convocados sabe que el otro está allí para que yo pueda reencontrarme, para saberme alguien detrás de las máscaras. Pero cuando el telón cae en la última función, ya no hay nada que salve esa identidad lograda y recuperada en cada noche, de nuevo soy opaco, de nuevo pierdo el reflejo y, casi con desesperación, comienzo a buscar otra máscara para poder cubrir esta cotidianidad insoportable y descubrirme, a través de ella, valioso, fuerte, vivo. Sobre todo eso, vivo.

Para Paulo, para Oscar, para todos los participantes de LA GATA SOBRE EL TEJADO DE ZINC CALIENTE, un abrazo enorme en esta última función. Los admiré cuando fui en mayo, lamento no poder despedirlos personalmente.



Gustavo Böhm,

que también fue parte de una GATA

Chamila said...

Gracias...

Solo me queda agradecer tus lindas palabras Gustavo, palabras llenas de sentimiento y verdad.
Hoy te dedico con inmenso cariño ésta última función.

Felipe Gordon said...

Es realmente una obra preciosa, llena de estética y un texto maravilloso. Actuaciones excelentes...esperemos que vuelva otra exitosa temporada!

Cariños Chamila, y a todo el elenco y asistentes

Felipe Gordon

Pd: A los que lean estos comentarios, hay una cirtica teatral de esta obra en www.actrizchilena.blogspot.com